Inicio Artículos El rey que unió los tronos de León y de Castilla; Fernando III, El Santo

El rey que unió los tronos de León y de Castilla; Fernando III, El Santo

8 minuto leer
4
1,382

Han pasado ocho siglos desde que Fernando III llamado El Santo, lograra unificar lo que siempre estuvo destinado a estar unido; esto es las coronas de León y Castilla.

Ambos tronos habían sido dividos cien años antes, debido al acontecimiento de la muerte de Alfonso VII, un monarca que había dado fuerza al proceso de la Reconquista, bastante detenido hasta su mandato. Este rey guerrero consiguió la adhesión a su corona de los reinos de Badajoz, Jaén, Córdoba, Sevilla y Murcia entre otros territorios.

Con la llegada de El Santo al poder, nos encontramos con un monarca con otro tipo de talante, mucho más dispuesto al dialogo y a la construcción de templos, como lo es la maravillosa catedral burgalesa, que arrancó en sus trabajos allá por el año de nuestro señor de 1221, igual que sus respectivos en León y en Toledo, cabeza del reino del mismo nombre y otros templos, esta vez del conocimiento como lo es la universidad de Salamanca.

Fernando ascendió al trono en Valladolid allá por junio del año de 1217, aunque ya había tomado el mando del reino un tiempo antes en Palencia, concretamente en la localidad de Autillo de Campos, pero pasar por Valladolid, fue el rito de rigor y la confirmación que todo buen rey necesita, y más ante la siempre exigente nobleza castellana.

Fernando heredó de Berenguela de Castilla, de la que ya hemos hablado en este blog. Está, la reina, había tomado las riendas del reino de su hermano, Enrique I de Castilla, que murió siendo niño y, por lo tanto, sin descendencia. Inmediatamente, la infanta Berenguela mandó llamar a su hijo –se encontraba en León con su padre– para entregarle el mando del reino para lo que se basó en un documento guardado en un archivo en Burgos según el cual la coronación de Fernando era voluntad de Alfonso VIII, que era su abuelo materno. Esta coronación levantó en armas a las casas nobles con el alférez mayor del reino, don Álvar Núñez de Lara, a al frente. Este noble organizó un ejército y se presentó ante las puertas de Valladolid, lo que motivó la retirada de Fernando y de su madre hacia Burgos desde donde lanzaron varias propuestas de paz a los rebeldes. Se da la circunstancia de que ese levantamiento de los nobles contó con el apoyo del rey Alfonso IX de León, que era el padre de Fernando y marido en segundas nupcias de Berenguela de la que se había tenido que separar para después divorciarse por orden del Papa que apeló a motivos de parentesco, pues él, era tío carnal de ella. Alfonso IX y Berenguela tuvieron cinco hijos.

La disputa terminó con una reunión en la ciudad de Burgos entre padre e hijo que firmaron un armisticio el día 11 de noviembre por la que el rey Fernando aceptó a al rey Alfonso la posesión de varias ciudades y villas que pertenecían a su corona castellana; como Villagarcía, Ureña o Villalar, y se hizo cargo de una deuda en maravedíes que debía el difunto rey Enrique I al monarca leonés. Aún así El Santo, garantizó los bienes de los Lara estos se volvieron a levantar en contra del rey castellano en 1218 con el apoyo de nuevo de Alfonso IX, aunque la muerte del alférez y la mediación de Berenguela culminó con la firma el 26 de agosto del año 1218 del pacto de Toro, en el que padre e hijo rubricaron el punto y final a las guerras entre ambos reinos.

No fue hasta el año de 1230 cuando el rey monarca heredó la corona leonesa de manos de su padre, que inicialmente estaba pensando en entregar su herencia a sus hijas Sancha y Dulce, que lo eran de su primer matrimonio con la noble portuguesa Teresa Sánchez. La coronación definitiva de El Santo, permitió la unión ya indisoluble de Castilla y de León.

El rey Santo, murió el 30 de mayo de 1252 y fue canonizado en 1671 por el papa Clemente X debido a sus méritos católicos.

 

 

Comentarios

comentarios

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Artículos
Comentarios cerrados

Mira además

Pero Niño, el marino castellano que doblegó a los ingleses en el siglo XIV

Pero Niño, nació en Valladolid el año 1378 y murió en Cigales, Valladolid el año 1453) Fue…