Inicio Artículos Mujeres de Castilla Beatriz de Castilla, reina de Portugal

Beatriz de Castilla, reina de Portugal

8 minuto leer
4
742

Beatriz de Castilla (Zaragoza, Aragón, c. 1242/1244-27 de octubre de 1303) fue una dama castellana y reina consorte de Portugal, hija natural de Alfonso X el Sabio y de Mayor Guillén de Guzmán. Heredó de su madre los señoríos de Alcocer, Salmerón, Viana de Mondéjar, Palazuelos, y Valdeolivas.

Debió de nacer poco antes del 31 de diciembre de 1244 cuando el rey Alfonso X, «con el beneplácito de su padre», donó la villa de Elche a su hija Beatriz y a todos los hijos que tuviese con Mayor Guillén de Guzmán.

Como parte de su estrategia para llegar a un acuerdo con el reino de Portugal sobre la soberanía del Algarve, el rey Alfonso X ofreció en matrimonio a su hija Beatriz a Alfonso III, enlace que se celebró en 1253.4​ En el acuerdo, el rey de Castilla prometía que entregaría temporalmente a su futuro suegro el usufructo del Algarve y de los territorios al oeste del Guadiana, mientras que el monarca castellano prometía entregar todos sus derechos sobre el Algarve para el primer hijo varón que tuviesen Alfonso III y Beatriz cuando alcanzara la edad de siete años.5​4​ La nobleza portuguesa consideró que esta «boda era humillante para el rey de Portugal», no obstante Alfonso III informó a la nobleza que

… se em outro dia achasse outra molher que lhe desse tanta terra no regno, para o acrecentar, que logo casaria com ela.

El matrimonio se había celebrado estando Alfonso III aún casado con Matilde de Bolonia, a quién repudio porque no podía darle un heredero al trono. En 1255, Matilde acusó a su marido de bigamia ante el papa Alejandro IV.6​ En 1258, el pontífice le condenó por adulterio y exigió que le devolviera la dote a la condesa Matilde, pero al fallecer la esposa repudiada entre 1258 y 1259,7​ las amenazas del papa quedaron en suspenso.6​ El Papa Alejandro IV murió en 1261 y su sucesor, el papa Urbano IV, el 19 de junio de 1263, por la bula pontificia Qui celestia, legitimó el matrimonio y los tres hijos ya nacidos.7​ Desde mayo de 1253, Beatriz aparece en los documentos reales como esposa y reina de Portugal,8​ aunque el matrimonio no tuvo lugar hasta mayo de 1258 en Chaves.

El rey Alfonso III, donó a Beatriz los pueblos de Torres Vedras, Torres Novas y Alenquer, y posteriormente el respectivo mecenazgo.9​ La reina Beatriz mandó construir la iglesia de San Francisco en Alenquer, que después de su muerte, fue terminada por su hijo, Dionisio, quien hizo colocar una lápida «en honor a la muy noble reina doña Beatriz».9​ Beatriz heredó de su madre, a lo más tardar en 1267, varios señoríos en La Alcarria, entre ellos, Cifuentes, Viana de Mondéjar, Palazuelos, Salmerón y Alcocer. En esta última ciudad, se hizo cargo de la custodia del monasterio de Santa Clara fundado por su madre.

Hasta la muerte de su esposo el rey Alfonso III en 1279, Beatriz ejerció una gran influencia en la corte y apoyó el acercamiento de los reinos de Portugal y Castilla. En 1282, Beatriz regresó a Sevilla debido a sus discrepancias con su hijo, el rey Dionisio. Antes de noviembre de 1282, Beatriz, ya viuda, socorrió a su padre contra el medio hermano de ella, el infante Sancho, futuro rey Sancho IV, con su persona y dinero.

Aunque fue una hija ilegítima, Beatriz era muy amada por su padre y el 4 de marzo de 1283 el rey Alfonso X le donó las villas de Mourão, Serpa, Moura con sus castillos y, en el mismo día, le donó el reino de Niebla y las rentas reales de la ciudad de Badajoz,3​ en recompensa por su apoyo en los últimos días de su vida.11​ El rey justificó las concesiones de esta manera:

…catando el grande amor e verdadero que fallamos en nuestra filia la mucho onrrada domna Beatriz por essa misma gratia reyna de Portugal e del Algarve e la lealdat que siempre mostro contra nos e de como nos fue obediente e mandada en todas cosas como bona fiia e leal deve ser a padre e señaladamente por que a la sazon que los otros nuestros fiios e la mayor parada de los omes de nuestra tierra se alçaron contra nos por cosas que les dixieron e les fizieron entender como no eran.

Se mantuvo junto a su padre y estuvo a su lado cuando el monarca murió en Sevilla en 1284.

Comentarios

comentarios

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Mujeres de Castilla
Comentarios cerrados

Mira además

Pero Niño, el marino castellano que doblegó a los ingleses en el siglo XIV

Pero Niño, nació en Valladolid el año 1378 y murió en Cigales, Valladolid el año 1453) Fue…