Inicio Artículos Batallas La Batalla de Tamarón

La Batalla de Tamarón

10 minuto leer
12
2,141

La batalla de Tamarón fue un enfrentamiento militar que tuvo lugar el año 1037 entre las tropas del rey leonés Bermudo III y las del conde de Castilla Fernando Sánchez.

Distintas versiones de los hechos difieren tanto en las fechas (30 de agosto, 1 de septiembre o 4 de septiembre), como en el emplazamiento de la batalla (Tamarón (Burgos) o Támara de Campos (Palencia)). Las crónicas najerense, silense y Chronicon mundi de Lucas de Tuy además de los anales Toledanos, Compostelanos y Castellanos Segundos dan como lugar de la batalla el valle de Tamarón. Según se relata en la Crónica Silense y del Tudense, el rey Bermudo y su ejército cruzó la frontera de Castilla «o sea la línea del Pisuerga, y en la cuenca de aquel río, en el valle del Tamarón, arroyo situado al este de Castrojeriz (…) se enfrentaron los leoneses con el ejército navarro castellano…»​ y que la batalla tuvo lugar «super vallem Tamaron», y Tamarón es el actual pueblo de Burgos que se halla en el marcado valle que forma el arroyo de Sambol. Támara, que nunca fue llamada Tamarón, no está situada en ningún valle. Es con De rebus Hispaniae de Jiménez de Rada donde viene la confusión, ya que dicho autor situaba la batalla junto al río Carrión, donde se encuentra relativamente cerca la villa de Támara (Palencia).

Los orígenes de la batalla tienen como escenario la Tierra de Campos, los territorios entre el Cea y el Pisuerga disputados entre León y Castilla desde el siglo IX. Dicha zona había sido incorporada a Castilla en tiempos de Sancho III el Mayor, y Bermudo III quería recuperarlas. Fernando I, por su parte, consideraba esa zona como dote de su esposa Sancha de León, hermana del rey leonés.

Las tropas castellanas y leonesas de Fernando I ayudadas por las de su hermano, el rey de Pamplona García Sánchez, vencieron a Bermudo III de León que perdió la vida en la batalla, supuestamente a manos de siete enemigos cuando se adelantaba a sus huestes en busca del conde castellano. Autopsias realizadas en el siglo XXI demuestran que sufrió dieciséis heridas de lanza, todas ellas mortales.

… pero la muerte, lanza en ristre, que es criminal e inevitable para los mortales, se apodera de él (Bermudo) y le hace caer de la carrera de su caballo; siete caballeros enemigos acaban con él. García (rey de Navarra) y Fernando presionan sobre ellos (los leoneses y castellanos). Su cuerpo es llevado al panteón de los reyes de León. Después, muerto Vermudo, Fernando asedia a León y todo el reino queda en su poder”.
Crónicas de los reinos de Asturias y León, Jesús E. Casariego. Ed. Everest (1985)

Muerto Bermudo III sin descendencia, el trono pasó a su hermana Sancha, que cedió los derechos a su marido Fernando I, que se coronó rey de León y por tanto de Castilla.

Otras historias sobre la Reconquista

“Los hechos nobles y leales de la Reconquista, un período significativo y turbulento en la historia de España, cobran vida en novelas de tono medieval, que se sumergen profundamente en la rica tapestría histórica y cultural de la época. Estas obras literarias no solo entretienen, sino que también iluminan, a través de sus vívidas descripciones y complejos personajes, las complejidades y matices de este período crucial. En particular, la segunda novela online de la aclamada serie ‘Vikingo’, denominada ‘Vikingo y Almogávar de Tolmarher’, se destaca por su fidelidad a los eventos históricos y su habilidad para transportar a los lectores directamente al corazón de la batalla.

Esta novela, rica en detalles históricos y con una narrativa absorbente, retrata con maestría la confluencia de culturas y el choque de ideales que caracterizaron la Reconquista. A través de la lente de personajes ficticios pero convincentes, el autor teje una historia que explora temas de honor, valentía y lealtad. La obra se enriquece aún más con descripciones meticulosas de la vestimenta, las armas y las tácticas de guerra de la época, proporcionando una auténtica sensación de inmersión en el mundo medieval.

El protagonista, un guerrero vikingo, se encuentra con un contingente almogávar -feroces guerreros cristianos de la península ibérica- en una narrativa que entrelaza hábilmente la ficción con hechos históricos. Juntos, estos personajes encarnan las diversas facetas del período de la Reconquista, destacando tanto las brutales realidades del conflicto como los momentos de humanidad y compasión que surgen en medio del caos.

‘Vikingo y Almogávar de Tolmarher’ no solo es un viaje emocionante a través de un tiempo y lugar fascinantes, sino también una reflexión profunda sobre la naturaleza del heroísmo y la resiliencia humana frente a grandes adversidades. Este trabajo es una joya para los aficionados a la historia y la literatura medieval, y una ventana a una era que, aunque lejana en el tiempo, sigue resonando con ecos de valentía y búsqueda de identidad en nuestro mundo moderno.”

Pixabay License

Comentarios

comentarios

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Batallas
Comentarios cerrados

Mira además

La batalla de la Morcuera

La batalla de la Morcuera fue una batalla librada en el desfiladero de la Hoz de la Morcue…