Inicio Artículos Batallas Conquista de Alcalá de Guadaira

Conquista de Alcalá de Guadaira

13 minuto leer
2
1,469

or los años 1245 á 1248, ocuparon los cristianos la fortaleza de Alcalá de Guadaira, que como primicias de la expedición dió el Rey Ferdeland (Fernando IIIal Rey Moro de Granada.

 Ganóla, dice Pedro León Serrano, el Santo Rey Fernando sin pelear el 21 de Septiembre de , un año y más antes que a Sevilla. Su restauración, dice Rodrigo Caro, fue principio de la ciudad; porque apoderado el Santo Rey de Alcalá, no le quedaba esperanza alguna á los moros, pues tan sobre sí tenían tan poderoso Rey con tal y tan escogido egército, haciéndole espaldas este fuerte y casi inespugnable castillo.
 Había salido el Santo Rey de Córdoba seguido de los infantes D. Enrique su hijo y D.Alonso de Molina su hermano; los Maestres de Santiago D.Pelay Pérez Correa, de Calatrava D. Fernando Ordóñez, D.Gutier Suárez de Meneses, D, Diego Sanchez de Bines, los Concejos de Córdoba y Andujar y otros de la frontera y muchos ilustres particulares que la cortedad de las historias incluye en confuso, á que se agregó con 500 de á caballo el Rey de Granada, obligado a asistir personalmente en todas las conquistas. 

El Rey Sto. se volvió a invernar a Jaén, quedando por frontero en Alcalá de Guadaira D. Rodrigo Álvarez (Que por ella se apellido de Alcalá aunque su linage era de Lara).  Mas se debe advertir que aun estando San Fernando en Alcala,dicen sus actas y la crónica que se le anuncia la muerte de su madre Doña Berenguela, que fue llorada por todas las ciudades, villas y lugares de Castilla; más Fr. José Alvarez de la Fuente dice murió año 1245 estando San Fernando en Córdoba; añade que Alcalá se rindió por los años 1244 y 1245; que en 1246 casó D.Alonso 10 y que en 1247 entretuvo San Fernando los calores en Alcalá, en cuyo año á 20 de agosto puso sitio a Sevilla. 

El cotejo y reflexión sobre estas citas y otras que llevo antes apuntadas, me hace fijar la época de la rendición de Alcalá en 1246. Yo á la verdad, estaba persuadido que la entrega de este pueblo había sido en 1247, fundado en la voz común de la villa y en las actas de Daniel Papebroquio que fija el año 1247, en el que también dice murió la Reina Doña Berenguela. Muchas y diferentes opiniones hay sobre la muerte de esta Reina, como puede verse en el Padre Flores, Reinas Católicas, concluyendo este fue su muerte á 8 de Noviembre de 1246, en cuyo año también la refiere Zúñiga, y el mismo pone la marcha del egército cristiano y entrega de Alcalá al Rey Moro de Granada, como queda dicho, habiendo empezado á campear en el otoño y después del 15 de septieembre. Como la marcha hasta Alcalá fue sin oposición alguna y nada resistió, no parece extraño fije yo su entrega en 21 de Septiembre, día de San Mateo, de 1246; pues siguiendo al mismo Zúñiga que en todo procede con tino y crítica dice que dicho año se volvió San Fernando a invernar a Jaén, quedando ya por frontero y que en el siguiente de 1247 al calentar la primavera, salió el egército de Córdoba, y talando los campos de Carmona, su fortaleza desvió la intención de combatirla, por lo que recibiendo parias de los moros, se asentaron treguas por seis meses, los cuales cumplidos se entregaron con favorables condiciones. 

Juan de la Cueva, en el libro 8º Poético de la conquista de la Bética, refiere que S.Fernando mandó al Maestre de Euclés, que con su gente pusiese fuego y talase los campos de Alcalá sino se rendía; que era el moro Mulease Alcaide de su Castillo y en él estaba la infanta Alguadaira hija del rey ; para quitarla del peligro la saca su tierno amante Botalhá, y la conduce a Sevilla guardada por Molut, Hacein, Seleiman, Alcaide de la frontera y otros moros valientes; en el camino una celada de cristianos compuesta de Pedro Pérez Quintana, Guillén Piera, D.Benito, Gonzalo Pérez, Nuño Ruiz Mancilla, Rui Muñoz de Medina y Blas Gallego, les salen al encuentro dan muerte á los ocho moros; mas pierden la vida D.Benito y Guillen Piera. Laatar y Mohaydin que administraban este pueblo se dividen en opiniones y bandos sediciosos que no pueden contener el Alcalde Mulease; y entre unos y otros se revuelve tan sangrienta lid, que con furor terrible se matan y destruyen aun los amigos y parientes; que sobre el mismo muro del castillo e ciñen en torno los nerviosos brazos de Mulease y Mami Hamete (que es como si dijeramos reñir a brazo partido) y caen los dos despeñados de lo alto.
 Continúa la discordia civil y en medio de tanta confusión piden a Mohaydiu se den las llaves al Rey Cristiano:

               Clamando que se abriese
                la puerta y al Rey Moro por Fernando,
                posesion de la Villa se le diese.
                Entonces Moahidin alzando
                una bandera blanca que se viese
                de lejos hizo abrir la fuerte puerta, 
               que para nadie hasta allí fue abierta.
               Verificada la rendicion de este pueblo y su castillo, sin probar la violencia de las armas, 
              hechos reparos, puesta diligencia
              en el seguro del, el Rey glorioso
              sobre Carmona vuelve victorioso.

La conquista tuvo que llevarse a cabo en 1247 y no 1246, si aceptamos que el rey Fernando III permaneció más de ocho meses en Jaén. Coincide con el Padre Flores en el vasallaje del Rey de Granada en la conquista, que resultó de una operación de tanteo con escasas fuerzas, que no serían suficientes para tomar Sevilla.  Queda sin embargo la posibilidad de que diéramos por cierta la fecha tradicional del 21 de septiembre de 1246 -festividad de San Mateo, que se erige entonces en Patrón de la ciudad hasta nuestros días- para ser entregada al Rey de Granada que posteriormente y en fiel vasallaje la transmite a su vez al de Castilla.

Continua el artículo con un interesante resumen sobre el estatus jurídico en que quedan los mudéjares (habitantes musulmanes de la villa una vez conquistada) si bien no conservamos el documento de las capitulaciones:

1) Mantenimiento de su ley y fueros.
2) Permanencia de la tradicional comunidad (aljama) con la presidencia del alcaide y el consejo de los más viejos del lugar.
3) Mantenimiento del régimen tributario anterior a 1246.
4) Respetar costumbres y formas de vida tradicionales de los habitantes musulmanes: tiendas, molinos, baños, alhóndigas etc.
5) Derecho a marchar libremente a donde quisieran si fuera su deseo.

Gran parte de la población conquistada quedó en la villa, gobernada ahora por el alcaide Hamet Aben Payat.

Es a partir de 1253, siete años después, cuando la población musulmana es trasladada de la villa al arrabal y vienen los primeros repobladores cristianos a ocupar las tierras, como pago a los servicios prestados en la conquista de Sevilla.

 

Pixabay License

Comentarios

comentarios

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Batallas
Comentarios cerrados

Mira además

La batalla de Torrelobatón

Preludio Torre del homenaje del castillo de Torrelobatón, última plaza de la localidad en …